¿Como puede proteger sus productos de la humedad?

Guía para proteger sus productos

El transporte en contenedores es una manera económica y segura para transportar la mayoría de las mercancías. Sin embargo poner la carga en una caja metálica cerrada también implica un riesgo constante de daños por humedad para casi todas las cargas en cada viaje.

ü  Metales corroen, decoloran y pierden su brillo
ü  La carga y el embalaje se vuelven mohosos, blandos,   desmenuzados y descoloridos.
ü  Mal olor
ü  Daños físicos de agua, hielo, incrustaciones, etc.

La oxidación y la decoloración pueden afectar a los metales durante el transporte y el almacenaje de larga duración. Los productos Absorbentes ofrecen una protección eficaz contra la humedad para evitar este tipo de problemas.

El moho y los hongos son dos tipos de daños causados por la humedad, que pueden afectar a casi cualquier producto orgánico, incluyendo los productos alimenticios, textiles, cuero, etc.

No todos los envíos sufren daños por humedad. Sin embargo, cuando se producen daños pueden derivar en pérdidas y gastos considerables. De hecho, una parte importante de los daños por humedad sigue sin ser reconocida, porque se consideran "normales". Además hay aspectos de temas relacionados con la humedad sobre los que no lo sabemos todo.

El patrón de los daños causados por humedad puede parecer que se deben al azar. Los procesos de humedad son ejemplos de la física no-lineal. Eso significa que diferencias muy pequeñas en las condiciones de carga y transporte pueden tener un efecto enorme sobre el resultado. Puede, por ejemplo, tener cuatro envíos perfectos, mientras que el quinto termina siendo un desastre. Esto demuestra que siempre existen riesgos de daños por humedad para el próximo envío, aunque el anterior haya llegado bien.

Aquí presentamos una lista de verificación sencilla con los pasos a seguir para reducir el riesgo de daños por humedad. Varios de estos pasos son muy sencillos. Sin embargo, incluso los pequeños cambios pueden dar lugar a grandes mejoras. En algunos casos incluso unas decenas de gramos de agua en el lugar equivocado pueden ser suficientes para causar daños significativos.

Guardar las estibas en el interior o en el exterior puede ser suficiente para marcar la diferencia entre ningún daño y "desastre".
Ajustar la temperatura de la mercancía a la hora de cargar también puede minimizar los daños. Así que bien vale la pena realizar primero todas las mejoras prácticas posibles. Después se puede encontrar la solución para conseguir un equilibrio en el empaquetado apropiado y el uso de desecantes.

¿El contenedor es hermético?

Como requisito mínimo el contenedor debe ser hermético, sin riesgo de lluvia o rocío. Esto debe ser comprobado en cada contenedor anterior a su carga. Sobre todo las puertas son vulnerables a daños que suelen pasar desaparecidos.
Compruebe las juntas. Ningún contenedor es completamente hermético, pero un contenedor en buen estado solo permite que el aire y la humedad entre y salga lentamente. Así se reduce considerablemente la cantidad de humedad que entra en el contenedor en circunstancias normales. (Respiración del contenedor)
Si va a transportar una carga seca, tape los agujeros de ventilación. Para una carga húmeda, como productos agrícolas, puede ser mejor dejar los agujeros de ventilación abiertos según las circunstancias.

¿El contenedor está seco?

Un contenedor que haya sido lavado antes de cargar, que haya sido traído del exterior a una zona de carga calurosa o que haya sido almacenado en un lugar húmedo, puede contener mucha agua. En particular se debe prestar atención al suelo del contenedor. La humedad de la madera no debe superar el 15%.
Todos las estibas y otros materiales de embalaje de madera deben estar secos. Es preferible que el porcentaje de humedad no supere el 15% y mucho menos el 20%.